Make your own free website on Tripod.com
FORUM
Kotaros

Home | UN POCO DE HISTORIA | Album familiar de fotografías 1 | Album familiar de fotografías 2 | ARBOL GENEALOGICO DE LA FAMILIA BROGGI | ARBOL GENEALOGICO DE LA FAMILIA ALLISON | CUMPLEAÑOS DE LA FAMILIA BROGGI | CUMPLEAÑOS DE LA FAMILIA ALLISON | FORUM | Ponte en Contacto con Nosotros

Este es un artículo tomado de la revista THE SPOTLIGHT, de Toronto. Es una entrevista a Luis Javier (Piru) Orbegoso Broggi. Más abajo está la traducción al Español.

Luisito has got to be one of the most interesting people I have met so far, funny as hell and incredibly talented! Prior to meeting him I had found out that he was from Peru, my place of birth, and I found a common ground that made it easy for me to let loose and chat like old friends. I had the distinct pleasure of interviewing him at Berlin during his break. Here's what he had to say...

Luisito Orbegoso

Ivy: How did you get into music?

Luisito - Well basically I started when I was a kid. My mother told me something I don't remember, that I used to grab anything from the kitchen and start hitting it and make rhythms with it. For my recollection after that I started taking piano lessons in grade school but I didn't like my teacher as a kid so I wanted to quit. So I substituted my piano lessons for singing lessons, lyrics and song writing, but then I regretted it. Anyway, to make a long story short, I ended up taking guitar for a while but I didn't really like it. My brother liked bag pipes, we have a little Scottish in us, so he got a hold of a record with bag pipes. It was a little kids story but it had pipes in it and he listened to it all the time. He suggested bag pipes so I ended up following him for a while, that was between 1982 and 1986. I quit the bag pipes in late 1986 because it was too monotonous and I found a lot of limitations with it. I was more inspired by the type of music that I was listening to at that time like Brazilian, Peruvian, and Salsa. The first salsa song I listened to was Oscar D'Leon's Lloraras. I then continued to play drum corp for five years. Later on I auditioned for Humber college, the first time I was rejected but when I auditioned the second time I got in. By then I had discovered that Latin music was in my blood. I always listened to pop and rock but I had always loved Latin music. So at Humber college I grabbed the conga drums and I started experimenting by myself. From then on, thanks to Memo Acevedo and all the influences that are in salsa yesterday and today, I have tried to develop as a salsero.

Ivy: You are an incredibly diverse musician. You know the bag pipes, guitar and piano. When did you start playing the congas and timbales?

Luisito - Latin music was always there so I guess I liked it so much that I finally began to buy some instruments related to Latin music. I started playing congas by using a Pepsi bottle. I used to fill up a Pepsi bottle with water and try to get some sound out of them, because at that time I didn't have any congas. When I heard kids playing the congas at school I thought they were so cool so I was naturally drawn to them. My Latin roots where always there so that was naturally my biggest influence.

Ivy: When did you arrive in Canada and how did you develop as a musician in the Toronto scene?

Luisito - I came to Canada in 1972 and I lived in Montreal for 20 years. I came to Toronto in 1991 because I was accepted into Humber college. I lived across the street from school so I had a lot of accessibility to the percussion there. Even though I went in for drum set playing, I spent more time playing percussion. At Humber I met Memo Acevedo because he was a teacher there at the time. He used to own a band called Banda Brava here in Toronto, a very good local band that played original material. I was taking lessons from him so when his bongo player left he called and hired me to play in his band. Ever since then I started making connections through Memo while working in Toronto. It has been almost 8 years now.

Ivy:Isn't Memo in New York?

Luisito - Yeah he's in New York. In fact I was there in September with him. My roommate Marcus was also there so it was the ex-Banda Brava percussion section. We were all hanging out in mid-town.

Ivy: I saw you in New York when I was there earlier in the year, do you usually travel there a lot for pleasure, business or both?

Luisito - It's both. I have never traveled there for more than 5 days. This is the first time that I was there for an extended period of about 6 weeks. It was a very good experience, it was a dream come true because I met the guys that influenced me ever since I started from day one. Most of the people I met where percussionists like Mark Quiñones, Ray Colon, Luisito Quintero, Giovanni Hidalgo.

Ivy: Giovanni Hidalgo is incredible!

Luisito - I actually had him at my house and we had a jam section at 12 o'clock and the cops came over (laughing). It was great because in every profession people inspire to be somebody but I think you should take that and make it your own. There's always people that admire their predecessors, but it's a truly a cycle. You start at the bottom and you climb up as you gain more knowledge. The minute you come into your own and you have a chance to work with someone who you have always admired it is incredibly gratifying.

Ivy: Have you gotten a chance to perform with any of those artists?

Luisito - Yeah, Jhonny Almendra, Los Jovenes del Barrio, I played with them at Gonzales y Gonzales that's where you saw me. I've played with Yomo Toro, it was a little Hector Lavoe tribute band. We did some Hector Lavoe, Willie Colon classics like Asalto de Navidad. It was a great experience.

Ivy: Being that you are a very busy musician, you must have criteria when you choose to join a band or do a gig. What do you go by before you choose?

Luisito - My criteria is that I want to better myself as a musician and also as a business man. If a band lacks musically I won't play with them. People shouldn't take that personally because everyone has preferences. If I don't think it's challenging then there's really no point.

Ivy: Have you ever thought of running your own show by having your own band?

Luisito - I thought of it. I'm still learning about working as a director, being more patient. It's a psychological game because you cant depend on people as a director. I have to think of a lot of unprecedented circumstances. In some case if they haven't been in the scene for too long I have to do some baby sitting like any director does. I am a very picky musician when it comes to working with people. I still have not found the right moment to get some people together and start working. I still have some writing to do.

Ivy: You play with Marron Matizado, Vibrason, Pacande, Dominicanada, but eventually you will start your own thing...

Luisito - Yeah, eventually I will. I'm thinking of recording an album. It will be Latin jazz. Currently I am very influenced by Conjunto Libre, they are one of my favourite groups. They include jazz in the most traditional forms. Also, I have a thing for Cuban music, Rumba and Guaguanco. So I think I may go that route. I'm not finished writing yet, so I may include modern salsa but I think I will keep the rhythm traditional, and the harmony innovative.

Ivy: Aside from being a musician you also sing, how advantageous is that for you?

Luisito - The more things you're in control of I guess that it forces your mind to stretch. When you do only one thing you can do it that much easier. There's a need for soneros in Toronto. We are still in need of singers, I still improvise in the shower. Ivy: Do you ever plan to leave Toronto and go to New York? As you know musicians there are much more exposed than here. Luisito - I may do it. But I don't want to leave Toronto for good, it's a good city and I love the people here. I also work on my writing here. I am in no rush, I may commute between both cities. In going there I would have to start from the beginning, you have to pay dues. I can work there based from Toronto. I think it's more gratifying to work here and build something. I think we have to keep that in perspective.

Ivy: You are considered one of the best. How do you deal with that much admiration, to be considered the best?

Luisito - Well I appreciate the compliments. It feeds me, sometimes I get lazy though because you get comfortable. My intention is never to be arrogant because I never forget where I came from. Right now Im trying to keep in touch with everyone I have worked with. When people tell me that I am a good musician, of course I thanked them but at the same time I have worked hard at it. I don't let it get to my head, because I know there are others who know more than I do.

Ivy: What do you see yourself doing in the future?

Luisito - Well I see myself working with people from New York still as a side man. I want to work with big musicians who have a reputation because I think I have a lot to contribute but not carry it totally on my shoulders. I still have to ride on others musical coat tails before I began my own thing. It takes a lot of time.

Ivy: Any last thoughts of what you see happening to Toronto?

Luisito - Unfortunately this year I have seen a bit of a drop off. I think people need to be a little bit more educated in terms of salsa and Latin jazz and truly appreciating it. I think it has to do with the audio synchronicity of the city. We need to push ourselves to learn more. It's hard to sell old school in a market that has not embraced that yet. Being an artist is a skill and you have to keep doing it. I want to pay tribute to all who have influenced me and hopefully one day play with them.


TRADUCCION AL ESPAÑOL


¡Luisito tiene que ser una de las personas más interesantes que he conocido hasta ahora, graciocísimo e increíblemente talentoso!

Antes de conocerlo, supe que era del Perú, mi lugar de nacimiento, y encontré en ello un lugar común que hizo más fácil poder conversar como viejos amigos. Tuve el distinguido placer de entrevistarlo en Berlin durante un receso. Aquí lo que tuvo para decirnos...

Ivy: ¿Cómo entraste a la música?

Luisito - Bueno, básicamente empecé cuando era niño. Mi madre me dijo algo que no recuerdo, que solía tomar cualquier cosa de la cocina y empezaba a golpearla y a hacer ritmos con ella. De ahí, recuerdo que empecé con lecciones de piano en primaria, pero de niño no me gustaba mi profesor, así que quería dejar las clases. Así que cambié las clases de piano por las de canto, lírica y a escribir canciones, pero después lamenté haberlo hecho. Sin embargo, para hacer corta la historia, opté por tocar guitarra un tiempo pero en realidad no me gustaba. A mi hermano le gustaban las gaitas, llevamos algo de escoceses dentro, así que consiguió un disco sobre gaitas. Era una historia de niños, pero tenía gaitas y la escuchaba todo el tiempo. El me sugirió las gaitas y terminé siguiéndolo por un tiempo, esto fue entre 1982 y 1986. Dejé las gaitas a fines de 1986 porque eran muy monótonas y encontré muchas limitaciones en ello. Estaba más inspirado con la clase de música que escuchaba en ese entonces, como la brasilera, peruana y la salsa. La primera canción de salsa que escuché fue Llorarás de Oscar de León. De ahí continué tocando batería por cinco años. Más adelante intenté entrar al Humber College, siendo rechazado la primera vez, pero cuando me probaron la segunda, lo logré. Para ese entonces había descubierto que la música latina la llevaba en la sangre. Escuchaba música pop y rock, pero siempre me apasioné por la música latina. Así que en Humber College tomé las congas y empecé a experimentar por mi mismo. De ahí en adelante, gracias a Memo Acevedo y todas las influencias que hay en la salsa de ayer y hoy, he tratado de desarrollarme como salsero.

Ivy: Eres un músico increíblemente variado. Conoces las gaitas, la guitarra y el piano. ¿Cuándo empezaste a tocar las congas y los timbales?

Luisito - La música latina siempre estuvo ahí, así que creo que me gustaba tanto que finalmente empecé a comprar algunos instrumentos relacionados con la música latina. Empecé a tocar las congas utilizando una botella de Pepsi. La llenaba de agua e intentaba sacarle algún sonido ya que no tenía congas en ese entonces. Cuando escuchaba a los chicos tocar las congas en el college, me cautivaban, así que me sentía atraído a ellas. Mis raíces latinas siempre estuvieron allí, así que naturalmente fue mi mayor influencia.

Ivy: ¿Cuándo llegaste a Canadá y cómo te desarrollaste como músico en Toronto?

Luisito - Llegué a Canadá en 1972 y viví en Montreal durante 20 años. Vine a Toronto en 1991 porque fui aceptado en el Humber College. Vivía frente a la escuela, así que tuve mucho acceso a la percusión. A pesar que fui allí para tocar batería, pasaba más tiempo tocando percusión. En Humber, conocí a Memo Acevedo, porque era profesor en ese tiempo. Dirigía una banda llamada Banda Brava aquí en Toronto, una muy buena banda local que interpretaba material original. Yo recibía clases de el y cuando el que tocaba bongos se fue, el me llamó y me contrató para tocar con su banda. Desde entonces empecé a hacer contactos a través de Memo mientras trabajaba en Toronto. Ya han sido casi 8 años.

Ivy: ¿No está Memo en Nueva York?

Luisito - Así es, está en Nueva York. De hecho yo estuve allí en setiembre con el. Marcus, mi compañero de cuarto también estaba allí, de manera que era la sección de percusión de la ex-Banda Brava. Todos andábamos por la ciudad.

Ivy: Te vi tocar en Nueva York cuando estuve a principios de año, ¿acostumbras a ir frecuentemente de viaje por allí por placer, negocio o ambos?

Luisito - Ambos. Nunca he ido por más de 5 días. Esta es la primera vez que estuve por un período de unas seis semanas. Ha sido una buena experiencia, un sueño hecho realidad, porque conocí a la gente que me había influenciado desde el día uno. La mayoría de la gente que conocí eran percusionistas, como Mark Quiñones, Ray Colon, Luisito Quintero, Giovanni Hidalgo.

Ivy: Giovanni Hidalgo es increíble!

Luisito - Justo estuvo en mi casa y tuvimos una sesión a la medianoche, tanto que vino la policía (risas). Fue grandioso, porque en toda profesión, la gente te inspira a ser alguien, pero yo creo que debes tomarlo y hacerlo tuyo. Siempre hay quienes admiran a sus predecesores, pero realmente es un ciclo. Empiezas abajo y vas subiendo a medida que adquieres más conocimientos. El momento en que entras a ti mismo y tienes la oportunidad de trabajar al lado de alguien a quien siempre has admirado, es increíblemente gratificante.

Ivy: ¿Has tenido oportunidad de tocar con algunos de esos artistas?

Luisito - Así es, Jhonny Almendra, Los Jóvenes del Barrio. Toqué con ellos en Gonzales y Gonzales, es ahí donde me viste tocar. He tocado con Yomo Toro, era una pequeña banda en tributo a Hector Lavoe. Hicimos algunos clásicos de Hector Lavoe, Willie Colon, como Asalto de Navidad. Fue una gran experiencia.

Ivy: Siendo que eres un músico muy ocupado, debes decidir cuando unirte a una banda o hacer un gig. ¿Qué tomas en cuenta antes de escoger?

Luisito - Mi criterio es que quiero mejorar como músico y también como empresario. Si a una banda le falta musicalidad, no tocaré con ellos. La gente no debería tomar este comentario personalmente, porque todos tenemos preferencias. Si no siento que es un reto, entonces no tiene sentido.

Ivy: ¿Alguna vez has pensado ser independiente y tener tu propia banda?

Luisito - Si he pensado en ello. Todavía estoy aprendiendo sobre trabajar como director, a ser más paciente. Es un juego psicológico porque no puedes depender de la gente como director. Tengo que pensar mucho sobre circunstancias inesperadas. En algunos casos si no han estado en escena suficiente tiempo, tengo que llevarlos de la mano, como haría cualquier director. Soy un músico muy exigente cuando trabajo con otros. Hasta ahora no he encontrado el momento apropiado para reunir gente y empezar a trabajar. Todavía tengo algo que escribir.

Ivy: Tu tocas con Marron Matizado, Vibrason, Pacande, Dominicanada, pero eventualmente iniciarás lo tuyo propio...

Luisito - Si, algún día lo haré. Estoy pensando grabar un álbum. Será sobre Jazz latino. Actualmente estoy influenciado por Conjunto Libre, es uno de mis grupos favoritos. Ellos tienen jazz en las formas más tradicionales. También me atrae la música cubana, la rumba y el guaguanco. Así que puede ser que vaya por ese rumbo. No he terminado de escribir todavía, así que pueda ser que incluya salsa moderna, pero manteniendo el ritmo tradicional, y la armonía innovadora.

Ivy: Además de ser músico, también cantas, qué tan ventajoso es eso para ti?

Luisito - Mientras más cosas estén bajo tu control, supongo que te lleva a expandir tu mente. Cuando solo haces una cosa, la puedes hacer mucho más fácil. En Toronto se necesitan soneros. Todavía nos faltan cantantes, yo todavía improviso en la ducha.

Ivy: ¿Piensas dejar Toronto alguna vez e irte a Nueva York? Como sabes, los músicos están bastante más expuestos allá.

Luisito - Puede ser. Pero no quiero dejar Toronto para siempre, es una buena ciudad y me encanta la gente de aquí. También trabajo en mi escritura acá. No tengo apuro, puede ser que alterne entre las dos ciudades. Si me establezco allá, tendré que empezar desde el inicio, tienes que pagar tu noviciado. Podría trabajar allí, con base en Toronto. Pienso que es más gratificante trabajar aquí y construir algo. Creo que se debe tener eso perspectiva.

Ivy: Tu eres considerado uno de los mejores. ¿Cómo haces con tanta admiración, ser considerado el mejor?




Luisito - Bueno, agradezco los elogios. Eso me alimenta, algunas veces me vuelvo flojo porque uno se siente cómodo. Mi intención es nunca ser arrogante, porque nunca olvido de donde vine. Ahora mismo estoy tratando de mantenerme en contacto con todos los que he trabajado. Cuando la gente me dice que soy un buen músico, claro que les agradezco, pero al mismo tiempo he trabajado duro en ello. No se me sube a la cabeza porque se que hay quienes saben más que yo.

Ivy: ¿Qué te ves haciendo en el futuro?

Luisito - Bueno, me veo trabajando con gente de Nueva York, todavía como un segundo. Quiero trabajar con grandes músicos que tienen reputación, porque creo que tengo bastante que aportar, pero no cargar todo sobre mis hombros. Todavía tengo que trabajar bajo la sombra de otros músicos antes de iniciar mi propia gestión. Toma mucho tiempo.

Ivy: ¿Algunas últimas ideas sobre lo que ves que está pasando en Toronto?

Luisito - Desafortunadamente he visto que este año se ha caído un poco. Creo que la gente necesita ser un poquito mejor educada en términos de salsa y jazz latino y apreciarlo realmente. Creo que tiene que ver con la audio sincronicidad de la ciudad. Necesitamos obligarnos nosotros mismos a aprender más. Es difícil vender escuela convencional en un mercado que aún no lo ha acogido. Ser un artista es una destreza y tienes que seguir haciéndolo. Quiero dar tributo a todos aquellos que han ejercido alguna influencia en mi y ojalá pueda tocar con ellos algún día.

Esta es una tarjeta amorosa enviada por Granpapá a Granmamá, cuando todavía eran solteros.

Granpapá trabajaba es esa época en la Hacienda Arona en Cerro Azul, Cañete.

Se puede decir que este es el inicio de la Familia Allison - Miranda. Fíjense en la fecha...

bautizoadriantaboadabroggi.jpg

REVISTA FAMILIAR

Aquí publicamos los artículos que nos están haciendo llegar. Tu puedes enviarnos el tuyo cuando gustes. Anímate.

TEXTO ORIGINAL EN ITALIANO

29 ottobre 1999

.Laria in questa stanza dovrebbe essere pressoché ferma (oddiolo so bene che le molecole sono tante e che non si muovono piano) eppure la cera della candela scivola sinuosa in picchiata su di essa, come ci si butta la cascata nel fiume.
Un vento impercettibile quindi (impercettibile ai sensi umani), dilaga nellaria della mia stanza, dando SFOGO e PROVA della sua presenza, facendo cadere la cera verso destra.
DESTRAuna destra terrena, non definibilecome può, daltronde un VENTO di NATURA SPIRITUALE (credo), avere direzione?
O forse ce lha, ma di certo non una così banale!
Può essere la direzione di un sentimentola forza dun sentimento.
I tamburi suonano, vengono picchiati violentementeil loro grido percuote la ormai labile realtà in questistante. Il mio cuore batte al tempo di questi tamburi che gridano dietro le mie spalle. La valle è vuota, scura, ventosa. Qualche coyote da lontano accusa ferite non guaribili, qualche stregone muore con lui.
Le mani sui tamburi danno vita alle ombre che escono dalla terra e danzano su di essa, dandole come tributo eminente la loro danza stessa.
Il vento riesce ad attraversare i corpi e le anime trasmigrano da figlio di terra a figlio di terra, divenendo pianta, divenendo notte, divenendo aria e ritornando uomo.
Le fiamme lottano contro il vento predatore e ciò che adesso è lotta, tra poco sarà amore e laria che alimenta il fuoco si incastrerà perfettamente con le sue braccia calde, facendo lamore.
Volattili notturni cantano dal loro nido, nascosti in rami lontaniL La BRUJA intona un canto, ispirata dai suoi fratelli. Brividi coinvolgenti si fanno strada su tutto il mio corpo
EL PALO DE LA LLUVIA viene scosso prima piano, flemmaticamente. Poi, dal cielo, viene consegnato il ritmo allo stregone, così i suoni si fanno più intensi, più rapidi e ciò che pare pioggia, pioggia diverrà: Acqua tiepida tocca la mia pelle, mi bagnail canto continua, più veloce e ciò che prima sembravano passi senza senso e non coordinati, divengono un ballo con significato e coreografia.
Nulla è di vana importanzaniente è prolisso. Lacqua scorre sul mio corpo informe..cosa sono diventata? In che cosa mi hanno trasformata? Niente importa, tutto importan, tranne il mondo reale, lontano. Il tempo non è più controllabile, né percepibile, non so neppure se un dopo possa esistere.
E così, dopo, la pioggia scompare come se non ci fosse mai stata, non lascia nulla di bagnato, lacqua ha donato freschezza, mi ha pulita dallo sporco reale.
Il fuoco è riacceso, ma anche stando accanto a lui, il diaccio interiore, lasciato candidamente dalla pioggia, prevale.
Un sordido sfondo però si vede tornare e non vi è vento che possa farmi fuggire, non vi è metamorfosi, poiché il ritorno a questo dannato mondo acre è obligatorio. La mente si fa di nuovo pesante e il mio corpo diventa di nuovo un solo corpo e non più una custodia, un mezzo.
Lavvicinarsi allimpatto è più doloroso che limmersione in esso. La valle è lontana ora e il vento è di nuovo solo vento. Linfinito che fa da cornice appare letale ai miei occhi. Le spaccature aride del suolo si fanno disegni per indicarmi la strada.
Una ninna-nanna, forse una preghiera alleggia nellaria fatata del luogo. E solo questo canto a frantumare il silenzio. La valle non è più visibile, se ne percepiscono solamente gli odori trasportati dal cielo.
Fra poco spariranno anche questi.
Un nuovo giorno, con tutti i risvegli della terra e dei suoi figli. Il sole bacia tutto il territorio, colpisce ogni spirito devoto con cieco amore.
I pensieri si consumano, stanno svanendo
Torno ad AVERE ME e non più ad ESSERE ME . Si affievoliscono i sensi per i dettagli e decido di chiamare questincontro spirituale solo unaltra visiones. Solo un altro SOGNO.



TRADUCCIÓN AL ESPAÑOL

29 de octubre de 1999

.El aire en esta habitacíon debiera estar casi quieta (Oh! sé que las moléculas son muchas y que no se mueven lentamente) sin embargo la cera de la vela desciende sinuosa en picada sobre sí misma, como quien se lanza desde la cascada de un rio.
Un viento imperceptible por lo tanto, imperceptible para los sentidos, inunda mi cuarto; demuestra su presencia haciendo caer la cera hacia la derecha. DERECHAuna derecha terrena, no definible.por otro lado ¿cómo puede un VIENTO de NATURALEZA ESPIRITUAL (creo) tener una dirección?
O quizás la tiene, per seguramente no una dirección tan trivial!
Podría ser la dirección de un sentimientola fuerza de un sentimiento.
Los tambores suenan, los tocan violentamentesu grito golpea la ya frágil realidad de este instante. Mi corazón late al tiempo de los tambores que gritan detrás de mis espaldas. El valle está vacío, oscuro, ventoso. Algún coyote desde lejos delata heridas que nunca sanarán, algún hechicero muere junto con él.
Las manos sobre los tambores dan vida a las sombras que surgen de la tierra y danzan sobre ella ofreciendo como don la misma danza.
El viento logra atravezar los cuerpos y las almas transmigran de hijo de la tierra a hijo de la tierra, volviéndose planta, volviéndose noche, volviéndose aire y regresando hombre.
Las llamas luchan contra el viento rapaz y lo que ahora es lucha, dentro de poco será amor y el aire que alimenta el fuego encajará perfectamente en sus brazos cálidos, haciendo el amor.
Volátiles nocturnos cantan desde su nido, escondidos entre ramas lejanas. La BRUJA entona un canto, inspirada por sus hermanos. Fuertes escalofrios se abren camino a través de mi cuerpo.El PALO DE LA LLUVIA es sacudido primero lentamente, flemáticamente. Después, el cielo le entrega el ritmo al hechicero, así el sonido si vuelve más intenso, más rápido y lo que parece lluvia, lluvia se volverá. El agua tibia toca mi piel, me mojael canto continúa, siempre más veloz y lo que antes parecía pasos sin sentido y descoordinados, se convierte en un baile con significado y coreografía.
Nada es de vana importancianada es demasiado. El agua se desliza sin forma por mi cuerpo en qué me he vuelto? ¿en qué me han convertido? Nada importa, todo importa, menos el mundo real, lejano. El tiempo ya no es controlable, ni perceptible, ni siquiera sé si pueda haber un después.
Y así después la lluvia desaparece como si nunca hubuiera sido, no deja nada mojado, el agua ha donado frescura, me ha lavado de la suciedad real.
El fuego está encendido de nuevo, pero aunque esté junto a él, prevalece el frio interior dejado cándidamente por la lluvia.
Se ve el retorno de un ambiente sórdido y no hay viento que pueda hacerme escapar, no hay metamórfosis, pues el regreso a este acre mundo es obligatorio. La mente se vuelve nuevamente pesada y mi cuerpo se vuelve cuerpo nuevamente y ya no la funda, el recurso.
El acercarse al impacto es más doloroso que la inmersión dentro de él. El valle está lejos ahora y el viento es de nuevo sólo viento. El infinito que le sirve de marco, a mis ojos parece letal. Los surcos áridos del suelo se convierten en diseños para indicarme el camino.
Una canción de cuna, quizás una oración da vueltas en el ambiente mágico del lugar. Es sólo este canto que rompe el silencio. El valle ya no es visible, sólo se perciben los odores transportados por el cielo.
Dentro de poco desaparecerán ellos también.
Un nuevo dia, con todos los despertares de la tierra y de sus hijos. El sol besa todo el territorio, toca cada espíritu devoto con amor ciego.
Los pensamientos se cosuman, están desvaneciendo
Vuelvo a POSE ERME y ya no a SER YO. Se debilita la percepción de los detalles y decido que llamaré a este encuentro espiritual sólo otra visión. Sólo otro SUEÑO.

bautizoadriantaboadabroggi.jpg

Esta es una inscripción encontrada en el Misal de Rosita Allison de Broggi, en el año 1928, cuando hizo su Primera Comunión. Granpapá le escribió estas líneas que hablan por si solas.

UNFORGETTABLE
 
A las siete de la noche del viernes 18 de octubre de 1991, nos despedíamos de una visita al médico, quien de soslayo nos insinuó que mientras mi Madre acompañaba a mi Padre de regreso al auto pasáramos nuevamente al consultorio.
 
Tras los difíciles meses precedentes vividos muy cerca de mi Padre y por lo visto durante los interminables minutos que duró la consulta, poco nos podía sorprender el conspicuo requerimiento. Tan solo nos quedaba aguardar las palabras que iba a escoger para revelarnos aquello tan doloroso que no queríamos escuchar. Su estado de salud le auguraba muy pocos días de vida.
 
De inmediato nos pusimos en contacto con mis hermanas que vivían en el extranjero, a quienes sugerimos que con extrema celeridad concretaran su anticipadamente planeado viaje a Lima, que por cierto resultaba interminable. Al filo de la medianoche del domingo 20, reunidos los cinco hermanos pudimos recibir el 43° cumpleaños de Lucho, celebración que nos unió una vez más, como en anteriores y menos dolorosos encuentros. Habíamos podido estar abrazados todos juntos, únicamente en dos oportunidades en los últimos 20 años, dado que nuestras vidas habían tomado rumbos diferentes.
 
Me permito citar una de las tantas sabias y cariñosas frases que, siempre añadiendo una pizca de picardía inconfundible, a mi Padre se le ocurría decir en inesperados momentos y que como todas y cada una, quedará siempre grabada en nuestros corazones: "tengo que morirme para que estemos todos juntos..."
 
Recostados al pie de su cama, tal como teníamos costumbre de hacer en nuestra infancia, se iniciaron una serie de extrañas (pero genuinas) manifestaciones de alegría y sentimientos de bienestar. No éramos concientes de la nostalgia, desolación, nerviosismo, dolor y consternación que desgarraban nuestros corazones.
 
No recuerdo bien quien de nosotros fue el que inteligentemente se levantó y colocó la canción "Unforgettable" interpretada por Nat King Cole y su hija Natalie. Este género de música fue siempre su preferido y entonces suficiente remedio para romper ese instante de profunda tristeza y tornarlo en ese tan sencillo momento de alegría de poder estar toda la familia junta una vez más, olvidándonos de las causas que nos habían reunido.
 
Ese fue mi Padre. Un hombre que se ponía contento cuando veía a su familia unida, lo demás no importaba.
 
No pasaron 24 horas y la decisión de llevarlo a la clínica fue unánime. Su estado era extremadamente delicado y no era posible para mi Madre seguir brindándole los cuidados que se requerían a estas alturas.
 
Dos semanas interminables pasaron, durante las cuales se hicieron indecibles esfuerzos para proporcionarle las alternativas posibles. Era muy tarde, nada lo ayudaba. Esa luz que siempre iluminó nuestras vidas, la veíamos apagar y el lo entendía perfectamente. Sin embargo por nuestros sentimientos hacia él, nos manteníamos serenos y juntos nos alentábamos para poder sostenernos en pie ante el.
 
En plena identificación con nosotros, aunque el no podía ya respondernos, nos fuimos acercando uno a uno para expresarle nuestro último adiós. El simplemente asentía a cada uno mostrándonos su bendición. Eran las 11 de la mañana del 5 de noviembre de 1991.
 
Hoy en día, no nos es difícil escuchar la misma canción una y otra vez. Lejos de pena, nos llena de cariño, recuerdos, alegría, entusiasmo y una fuerza especial para seguir adelante.
 
Papito, siempre serás "Unforgettable" para nosotros.
 
Con el cariño de siempre, tu hijo
 
Alfredo Broggi Allison